A nivel mundial la tasa de niños que sufren de dermatitis atópica o eccema infantil se sitúa entre el 10-20%. Esta enfermedad dermatológica es crónica, no se contagia y puede afectar también a los adultos.

eccema infantil

Síntomas del eccema infantil

El eccema infantil tiene dos fases: la primera es la inactiva o de interbrotes donde la piel posee una apariencia seca e irritable, presenta descamación y se tiene la necesidad imperativa de hidratarse diariamente.

La segunda fase es la activa o de brotes. Durante esta etapa el dolor es mayor y deben emplearse medicamentos de uso tópico para aliviar la piel inflamada y el prurito.

Los principales síntomas son:

  • Sequedad
  • Inflamación
  • Dolor
  • Prurito o picazón, que varía de leve a intenso
  • Brotes agudos
  • Tendencia a la irritabilidad cutánea

Los síntomas del eccema infantil varían dependiendo de la edad del paciente.

Por ejemplo, en los bebés que tienen de 2 a 3 meses de edad aparece una erupción repentinamente, y esto hace que la piel se vuelva seca, se descame y genera picazón.

Existe el riesgo de que la lesión se infecte y comience a secretar pus.

En los lactantes, los lugares donde aparece el eccema con más frecuencia son el cuero cabelludo y la cara, predominando en el área de las mejillas.

Sin embargo, también puede aparecer en otras partes del cuerpo como los codos y las rodillas.

sintomas del eccema infantil y sus causas

Cuando el eccema ataca a pacientes que varían entre los 2 años de edad y la pubertad, aparecen erupciones en forma de descamación que generan picazón en la dermis.

La piel sufre un proceso de engrosamiento, se inflama con facilidad y además tiende a endurecerse.

En los niños, después de que pasan la etapa de lactancia, el eccema infantil aparece en el cuerpo.

También es frecuente para los dermatólogos tratar con pacientes que presentan esta afección sobre todo en los pliegues que aparecen en la zona interna de los glúteos y en las piernas.

Lo peor que puede hacer un paciente que sufre eccema infantil es rascarse la piel con las uñas. Esta simple acción tiende a romper la barrera cutánea.

La consecuencia es que haciendo esto se expone a la dermis a microorganismos externos que generan la inflamación.

Por otra parte, los bebés cuando sienten picor frotan el área contra la cama o la ropa de la madre para aliviarse.

A cualquier edad el prurito generado por el eccema impide que los niños tengan un sueño tranquilo y reparador.

Esto afecta también a los padres y la relación de pareja, por lo que aparte de físicos, los daños pueden ser psicológicos.

El motivo se debe en gran medida a la limitación que sienten los padres para ayudar a su hijo a recuperarse.

Todos estos síntomas pueden aliviarse utilizando el tratamiento adecuado. Sin duda, al aparecer las primeras lesiones es importantísimo visitar al dermatólogo.


Lee también: Tipos de Eccemas


¿Qué factores causan el eccema infantil?

Existe el riesgo de que el bebé sufra de eccema infantil si alguno de sus padres o los dos sufrieron en algún momento de la misma afección, fiebre del heno o asma.

Los niños que viven en países desarrollados tienen mayor riesgo de sufrir eccema infantil. Esto se debe a los altos niveles de contaminación existentes en estos lugares. Otro factor desencadenante puede ser el clima muy frío.

Las niñas tienen mayor probabilidad de sufrir de eccema infantil que los varones.

Si la madre tuvo en algún momento dermatitis atópica, el bebé puede contraer eccema infantil. Por otra parte, los hijos de madres mayores, tienen mayor riesgo de sufrir esta afección.

El eccema infantil puede empeorar por la acción de sentir prurito o picazón y rascarse, lo que provoca un cambio brusco en la función de la barrera protectora de la piel, que ya tiene una condición atópica.

Después de esto la bacteria Staphylococcus aureus se multiplica causando la infección de la piel, que su vez provoca inflamación y causa prurito de nuevo. Lo que se busca con el tratamiento es que se rompa este círculo vicioso.

El estrés es un efecto secundario del eccema infantil y a su vez puede influir empeorando la situación.

Hay algunas cosas como alimentos, tejidos y algunas texturas que deben evitarse mientras el bebé tenga los brotes de eccema.

Éstas son:

  • Cobijas de lana y nylon. ¿A qué se debe? Pues a que pueden ser texturas abrasivas y provocar la excesiva sudoración de la piel.
  • Al consumir productos lácteos, mariscos o frutos secos se pueden desencadenar alergias alimentarias, que a su vez pueden ser la causa del eccema infantil. Los padres deben consultar al médico antes de incluir o eliminar alimentos en la dieta de sus hijos
  • Las alergias producidas por los ácaros, el polvo y el polen también pueden afectar a las pieles atópicas
  • Algunos detergentes.
  • Los fumadores pasivos tienden a ser propensos a desarrollar esta afección.

Cómo tratar el eccema infantil

Los emolientes, jabones corporales, cremas faciales, hidratantes y aceites de baño son productos que hay que tener muy presentes.

tratamiento para el eccema infantil

El paciente debe utilizar un tratamiento completo que actúe manteniendo la piel hidratada y protegida de la invasión de agentes irritantes.

Lo más recomendable es utilizar estos productos frecuentemente aún cuando no exista la presencia del eccema infantil. Es decir, a modo preventivo.

Los brotes agudos se pueden tratar con productos que contengan emolientes y complementen la acción de los medicamentos.

Existen cremas de uso tópico y sprays antipicor que contienen es su fórmula hidrocortisona, un compuesto muy efectivo para aliviar el prurito de los brotes. Sin embargo, no debe abusarse de su uso, ya que puede producir efectos secundarios.

La crema facial debe ser aplicada en el rostro de los bebés que presenten piel sensible o atópica, como mínimo dos veces al día.

Los principales ingredientes de los bálsamos y fórmulas emolientes son los ácidos grasos Omega 6 y Licocalcón A.

Como ves son muchas las cosas a tener en cuenta si nuestro hijo/a tiene eccema infantil. Sin embargo, teniendo cuidado y siguiendo los consejos del médico, les haremos la vida más fácil a nuestros pequeños.

Sigue leyendo otros artículos sobre eccemas:

Eccema Dishidrótico
Eccema en la Cara
Eccema Numular
Eccema Seborreico
Eccema Craquelé

Eccema Infantil – ¿Cuáles son sus Causas? ¿Y sus Síntomas? – was last modified: enero 22nd, 2018 by Michel